Tú mejor cállate.

Voy a decir la verdad: ésta entrada es sobre algo que le sucedió a alguien más, pero que me puso a pensar.

Un buen amigo que he hecho acá posteó esto en su Facebook ayer:

“Un Maori bien loco acaba de detener el autobus en el que voy. Le está gritando al chofer algo así como: “pinche hindú regrésate a tu país” y luego, paradójicamente, lo acusa de racismo contra los isleños. Lo peor es que el chofer ya se bajó y dice que el no va a arrancar el camión hasta que se baje el Maori. La situación está bien bizarra. ¿A quién apoyo?”

Obviamente, en las respuestas hubo de todo, pero las que me dejaron pensando fueron las de (en su mayoría) mexicanos. Cosas como:

-“…mejor no te metas en problemas, calladito te ves mas bonito.”

-“Yo que tu me escondo, no sea que te saquen a ti del camión”

-“no es tu problema, bájate y ya”.

Yo me atreví a comentar que esa actitud de “calladitos y agachones” es de lo peor que arrastramos los mexicanos.

Esto ha pasado de ser un sano “no meterse en los asuntos de los demás” a un ciclo eterno de ignorar y permitir la injusticia porque nos resulta cómodo. Quiero dejar en claro que no estoy a favor de espiar a la gente y acusarla de cualquier cosa, no va por ahí.

Más bien me puse a recordar todas los momentos de conversaciones, experiencias, historias compartidas y hasta noticias que me hacen pensar que los mexicanos nos callamos demasiado.

Todos lo hemos visto, escuchado, sentido de cerca o hasta hecho:

“Todos los vecinos sabían que el asesino golpeaba y abusaba de sus hijos, pero nadie dijo nada hasta que mató a uno de los chicos”.

“Yo vi quien atropelló a la señora, pero no me meto, porque no es mi problema”.

“Si sabemos quién abandonó al anciano enfermo en la calle, pero no vamos a decir, ese es asunto de su familia”.

“Pues si, todas las noches escuchamos que golpea a su novia, pero pues que le hacemos, es cosa de ella”.

“Ya sabemos quien roba en las tiendas del rumbo, pero pues no queremos problemas con sus papás”.

¡Al carajo con eso! Ese nivel de hueva social es lo que se está llevando al país a la mierda. Caminar todos haciéndole al ciego. Esperando que si nos afecta, sea lo menos… que se joda al que si le afecta, pero mejor no mover un dedo, no tener pantalones, no hacer nada…quejarse después, eso si.

¿Ustedes no tienen algo que decir, alguien a que defender? ¿Que hacen al respecto?

Advertisements