De los malos, los peores.

Pues no es desconocido que me encanta encontrar y coleccionar nombres raros, feos o interesantes.

Lo que igual y si es sorpresa para varios es que voy a ser mamá. Obviamente, al saber esto mucha gente, entre ex colegas, amigos, familiares, etc, me han ofrecido una gran variedad de nombres. Aquí una lista categorizada:

Los de cajón:

Estos abundan y me los han sugerido hasta el cansancio. Valentina, Regina, Camila, Ximena. Mateo, Sebastián, Mariano, Abel.

Siento decirles que éstos serán los José, María, Guadalupe y demás de su generación.

Los corrientísimos queriendo ser finos:

Para niña: Yahari o Yaharia. Ankaranda, Yeraldyn, Yasuri, Dayanna, Melody, Rubhí, Krysthal, Galaxy.

Para niño: Jarinon, Brandon, Othoniel, Janiuel, Natavery, Endi Jabari… y el mejor: Guarryor.

Los “es que somos súper-originales”:

Para niña: Tealana (no se hagan, esa es una marca). Lavanda (¿con aroma mejorado?) Yeidckol (sé que alguien del PRD se llama así, pero no manchen, suena a desinfectante).

Para niño: Trébol (en serio…). Isitolo (éste me lo sugirieron porque es hawaiano y donde yo vivo es cómo Hawaii, ¿no?) Rommeo. River. Enué. Hansel.

Los “le metemos letras al azar”:

Para niña: Padmehla, Myriama, Jadzehmin, Mehlany.

Para niño: Endgard, Jordnás, Diedhgo, Alheck.

(Todos estos simplemente suenan a que tienen un impedimento del habla).

Gracias por las sugerencias, pero no, gracias.